miércoles, mayo 25, 2005

El Hombre Espiritual




I. INTRODUCCIÓN SOBRE ESPIRITU, ALMA Y CUERPO.
LA CARNE
EL ESPIRITU Y EL ALMA
LA CAIDA DEL HOMBRE
LA SALVACIÓN.
II. LA CARNE
LA CARNE Y LA SALVACIÓN
EL CREYENTE CARNAL
LA CRUZ Y EL ESPIRITU SANTO
LA JACTANCIA DE LA CARNE
LA ACTITUD DEFINITIVA DEL CREYENTE CON LA CARNE


III. EL ALMA
LA LIBERACIÓN DEL PECADO Y LA VIDA DEL ALMA
LA EXPERIENCIA DE LOS CREYENTES ANIMICOS
LOS PELIGROS DE LA VIDA ANIMICA
LA CRUZ Y EL ALMA
LOS CREYENTES ESPIRITUALES Y EL ALM
A


I. INTRODUCCIÓN SOBRE EL ESPIRITU

1.ESPÍRITU, ALMA Y CUERPO
Existe un concepto dualista del hombre (espíritu – cuerpo)
1ª. Tesalonicenses 5: 23-24
Hebreos 4:12
la creación del hombre Génesis 2:7 Tuvo origen
Polvo de la tierra a cuerpo el alma
Aliento de vida = espíritu del Alma es la combinación del cuerpo y el espíritu
El Espíritu es el que da vida Juan 6:63
El espíritu del hombre es diferente al Espíritu Santo
Rom. 8:1; Job 33:4.
El origen de la palabra "VIDA"; un aliento de vida es CHAY, y esta en plural, esto porque produce una vida doble, la anímica (ALMA) y espiritual 1a. Corintios 15:44-45
LAS FUNCIONES DEL ESPIRITU, ALMA Y CUERPO
CUERPO: El hombre entra en contacto con el mundo material (consiente del mundo)
ALMA: A través del intelecto nos ayuda en el presente estado de existencia y la emoción es que proceden de los sentidos, el alma pertenece al "YO" del hombre (voluntad) y revela su personalidad (conciencia de uno mismo)
En el alma reciben: voluntad, intelecto y emociones
ESPIRITU: nos comunica con Dios, percibimos y adoramos a Dios (conciencia de Dios), tiene relación con el mundo espiritual
Dios vive en el espíritu, él yo en el alma y los sentidos viven en el cuerpo.
EL TEMPLO SANTO Y EL HOMBRE
1ª. Co. 3: 16-17
el templo esta dividido en 3 partes
Patio exterior: todos los pueden ver y
adoración externa
cuerpo obedecer a Dios.
LUGAR SANTO: Solo entran los sacerdotes, están muy cerca de Dios (alma), una persona regenerada (muchos pensamientos y preceptos racionales).
LUGAR SANTÍSIMO: Solo el Sumo Sacerdote entraba una vez al año, hasta que el velo se rasga. ( su espíritu, donde vive Dios)

2. EL ESPIRITU Y EL ALMA
2.1 EL ESPIRITU, 1.COR 2:11; 2 COR 5:4; ROM 8:16; ZAC
12:1, adoramos a Dios en este Espíritu
El espíritu tiene 3 funciones principales que son: la conciencia: discierne (distingue lo malo y lo bueno)
la intuición: es la parte sensitiva del espíritu
humano: sabemos por medio de nuestra intuición y nuestra mente nos ayuda a comprender.
Las revelaciones de Dios y la obra del Espíritu Santo, son perceptibles a través de la intuición.
Es importante tener en cuenta la voz de la conciencia y la enseñanza de la intuición.
LA COMUNIÓN: es la adoración a Dios únicamente podemos conocer a Dios a través de nuestro espíritu.
La función de la conciencia en el espíritu del hombre 1T 2:30; Ro, 8:16; 2 Ti 1:7.
La función de la intuición en el espíritu del hombre MT 26:41; MR 2:8; HCH 20:22; 1 Co 2:11.
La función de la comunión en el espíritu del hombre, LC 1:47; JN 4:23; Ro 1:9; Ro 7:6 Ro 8:15.
2.2 EL ALMA
La Biblia llama al hombre "un alma" Gen 12:5; Gen 46:27
La personalidad del hombre la constituyen: voluntad, pensamiento y emoción.
Voluntad: instrumento de nuestras decisiones y revela nuestro poder de elección (no somos robot)
La mente es nuestro instrumento del pensamiento en la fuente de la sabiduría, conocimiento y el razonamiento (su ausencia hace al hombre tonto e inepto)
El instrumento de nuestras simpatías y antipatías es la facultad de la emoción, a través de ella expresamos amor, odio, sentirnos alegres, su escasez hará al hombre insensible como la piedra.
la facultad de la voluntad del alma, Salmo 27:12; Sal. 41:2; 1Cronicas 22:19.
La facultad del intelecto a la mente Pr. 19:2; Sal. 139:14; Lm 3:20; Pr. 2:10; Pr 3:21-22
La facultad de la emoción del alma
emociones de afecto, 1. Samuel 18:1; Cnt 1:7; 2. Samuel 5:8, Zac, 11:8, Ot.6:5 Job, 10:1.
emociones de deseo At.14:26; Salmo 84:2; Ez, 24:21; Is.26:9.
emociones de sentimientos y sensaciones, Lc. 2:39, 1 Sam. 30:6; 2. Reyes 4:27, Is. 55:2
LA VIDA DEL ALMA
Hay 3 palabras en el griego para designar la vida
Bios, Psyche y Zoe
Bio: hace referencia al medio de vida o sustento
Psyche: Se refiere a la vida animada del hombre, describe la vida humana.
Zoe: es la vida más elevada, la vida del espíritu, siempre que la Biblia habla de la vida eterna utiliza esta palabra
Las palabras "almas y vida del alma", en la Biblia son una y la misma en el original.
La palabra hebrea Nephes, se usa para alma y vida del alma.
En muchos lugares de la Biblia se traduce alma por vida.
Gn.9:4,5; Lc. 17:11; Mt 2:20 Lc,6:9,
El alma es la misma vida del hombre un hombre sin alma no vive
El alma y la vida del hombre son distinguibles no son separables.
2.3. EL ALMA Y EL YO DEL HOMBRE
EL alma (personalidad) es el autentico yo
Job. 32:2, Ex.12:16, Am 6:8, Santiago 5:20, Lucas 12:19, mateo 16:26 y lucas 9:25
3. LA CAIDA DEL HOMBRE
Gen, 2:17 la fruta del conocimiento del bien y del mal eleva al humano y suprime al espíritu, el hombre perderá él autentico conocimiento de Dios y en consecuencia estará muerto.
Dos árboles uno produce vida espiritual y otro vida anímica.
En su estado natural el hombre no es un pecador ni santo y justo, se encuentra entre los dos árboles Nm. 16:22 el espíritu viene de Dios.
Satanás tentó a Eva con una pregunta --- estimuló el pensamiento de la mujer (mente) Gen. 3:6
Satanás siempre utiliza la necesidad física como primer objetivo a atacar.
Pasos de la tentación: el cuerpo, después el alma y por último el espíritu. 1Co, 3:18-20; 1. pedro 2:24.
La voluntad es el órgano de la decisión, por lo que es dueño del hombre.
La mente es el órgano del pensamiento
La emoción es el órgano del efecto.
Adán no fue engañado: indicando la mente de Adán 1Ti, 2:14, Gen, 3:13
Adán pecó deliberadamente, la emoción domina su mente.
Satanás ataca de afuera hacia adentro y Dios trabaja de adentro hacia fuera.
El alma es donde el hombre expresa su libre voluntad y ejerce su autoridad, por eso es el alma la que peca, Miqueas 6:7, Ezequiel 18:4-20.
Pecar es cosa de la voluntad del alma Ex 30:15, Lv 17:11, Nm 31:50, Is. 53:10-12.
3.1 EL ESPÍRITU, EL ALMA Y EL CUERPO DESPUÉS DE LA CAIDA
GEN 2:17, la muerte de Adán empezó en su espíritu.
¿ Que es realmente la muerte? Cese de la comunicación con el medio ambiente.
Muerte espiritual, cese de comunicación con Dios.
La muerte del cuerpo es la interrupción de la comunicación entre el espíritu y el cuerpo.
El espíritu y el alma se fusionaron producto del pecado y solo la palabra de Dios puede separarlos Hebreos 4:12.
El espíritu ha perdido su sensibilidad, es como si estuviera dormido Judas 19.
El espíritu siempre existe Nm 16:22.
El espíritu esta muerto para Dios, pero puede permanecer activo "espirituales".
El espíritu al ceder a las exigencias carnales del alma se ha convertido en esclavo del cuerpo Gen. 6.3.
El alma ha sustituido a la autoridad del espíritu Judas 18 y 19, 1ª. Cor. 2:14.
4. LA SALVACION
4.1 El juicio del calvario Rom 5:12
La muerte entro en el mundo por medio de la caída del hombre
"es la naturaleza del hombre la que peca"
Jesús murió por nuestros pecados Jn. 5:24
Jesucristo sufrió en su espíritu, alma y cuerpo sobre la cruz por los pecados del mundo
SUFRIMIENTOS FISICOS
El hombre peca por medio del cuerpo, Salmo 22:16; Zacarías 12:10; Salmo 69:21
Castigo de la cruz
SUFRIMIENTOS DEL ALMA
Consiente de su sufrimiento ( no bebía sedante-vino mezclado con mirra, mejor bebía la copa de Dios) Salmo 89:45,51; Hebreos 12:2; Jn 12:27, Mt 26:38; Isaías 53: 10-12.
SUFRIMIENTOS DEL ESPIRITU
Jn 10:30, Jn 8:16,29; Jn 11:41-42; Mt 27:46 su espíritu estaba separado de Dios Jn 11:33, Jn 13:21, Salmo 22.1, 77:3; salmo 22:11-13.
Soporta el abandono de Dios y por el otro resistía la burla del espíritu diabólico Ro, 8:1; 6:7

4.2 LA REGENERACION
Proceso de pasos de muerte a vida al nuevo nacimiento, es algo que sucede en el espíritu, Rom: 1:9, 7:6, 12:11, 1Co 2:9-12, Jn 4:23-24, Fil 3:3, Ap 1:10, 1 Cor 2:10, Prov 20:27, Ezequiel 36:26, en la regeneración el Espíritu Santo entra en el espíritu del hombre y lo anima como si encendiera una lámpara.
Juan 3:16, 17:3 y Ro 6:25
Su muerte, ha terminado con nuestra vida pecaminosa, su resurrección nos a ha dado una vida nueva y nos ha iniciado en la vida de un cristiano 1Pedro 1:3, Filipenses 3:10, Efesios 2:5-6
No confundamos la posición con la experiencia, ser considerado muerto, resucitado y ascendido al cielo, la posición hace experimentar, el nuevo nacimiento, porque no depende del grado de conocimiento sino de sí ha creído en él.
Otro aspecto importante de la regeneración, es que Adán era considerado "hijo de Dios", es relación igual como la de los Ángeles, porque fue creado por dios.
El que cree en el señor Jesucristo, nace de Dios Jn:1: 12-13
Un hijo hereda la vida de su padre 2P 1:4.
Se establece una relación vital con Dios en el nuevo nacimiento, los que han nacido de nuevo hay una gran potencialidad para el crecimiento espiritual, es como una fruta recién formada, la vida es perfecta pero aún es inmadura.
El Espíritu Santo puede llevar a la persona a una victoria toral sobre el cuerpo y el alma.
2 CLASES DE CRISTIANOS
1Cor3:1 espirituales y carnales.
Carne describe la vida y el valor de un hombre no regenerado, comprende todo lo que surge de su alma y cuerpo pecaminoso (Ro: 7:19)
Un cristiano carnal es aquel cuyo espíritu ha sido animado, pero aún sigue a su alma y cuerpo para pecar. Si se mantiene a sí por mucho tiempo impide que la salvación de Dios lleve a cabo su completa manifestación y su potencial.
Dios ha provisto una salvación completa en el calvario para la regeneración de los pecadores, y una victoria total sobre la vieja creación por parte de los creyentes.

II LA CARNE
LA CARNE Y LA SALVACIÓN
Carne = Basar en hebreo y Sarx en griego
En los escritos de Pablo hace referencia a la persona no regenerada Rom 7:14-18
Carne refiriéndose a la parte blanda del cuerpo humano.
Carne: refiriéndose al cuerpo humano Ro 7:23, 8:13, Sarx hace referencia para indicar la carne psíquica y la carne física.
Carne: refiriéndose al total de la humanidad.
I.I. COMO SE VUELVE CARNE EL HOMBRE JUAN 3:6
¿Que es la Carne? el hombre
¿Cómo se vuelve carne el hombre? Una persona es carnal en cuanto nace, Gen 6:3, Juan 1:13
¿Cuál es la naturaleza de la carne? Lo que nace de la carne es carne.
La carnalidad de un hombre no ha determinado por el mismo, sino por su nacimiento.
EL HOMBRE NO REGENERADO Ef.2:3, Ro 9:8, Ef2:1, Col 2:13, Rom, 7:5,14,25.
El hombre no regenerado es incapaz de cumplir la voluntad de Dios Ro 8:3,7.
La persona algunas veces no es ajena por completo a las cosas de Dios, Gál. 2:16, Ro 3:28, Ro 10:3 Ro 8:8, Jud 23.
La carne tiene que morir. esto es la salvación.

LA SALVACIÓN DE DIOS Jn 1:14.
El hijo de Dios no se hace carne pecaminosa, solo viene a la semejanza de la carne pecaminosa Heb: 10:12 y esta es la obra de la cruz 1 Pedro 3:18.

LA REGENERACIÓN
Nuevo Nacimiento
La carne de un santo es la misma que la de un pecador
En la regeneración la carne no se transforma
El nuevo nacimiento no ejerce ninguna influencia sobre la carne
Dios nos da su vida, para vencer a la carne.
La regeneración significa nacer de Dios
Dios restaura la posición del espíritu, para tener comunión con él Jn 3:6 Ezequiel 36:26, Juan 1:12-13
El hombre no es regenerado por hacer algo especial, sino por creer en el Señor Jesús como su Salvador.
La regeneración es un mínimo en la vida espiritual, es la base por la edificación.
El tratar de reformar la carne estamos intentando hacer lo que Dios no puede hacer Mateo 1:21
Todo el que cree en el Señor Jesús nace de nuevo.
EL CONFLICTO ENTRE LO NUEVO Y LO VIEJO
Los componentes de la carne principalmente son: el pecado y él yo Ro 7:14,17,18, 6:6.
Para conquistar el pecado por completo el creyente solo necesita un momento, para negar él yo necesita toda la vida.
Jesús solo llevó nuestros pecados en la cruz, pero se negó a sí mismo durante toda su vida Gal.5: 24, Gal 5:16,17.
La cruz de Cristo trata con el pecado
El espíritu santo trata con él yo por medio de la cruz.
La mayoría solo tiene la mitad de su salvación, por eso sus conflictos con el pecado, descuidamos la gracia para la liberación del pecado.
La naturaleza de la carne es del primer Adán.
La naturaleza de la vida espiritual es de cristo.
La primera es terrenal la segunda es celestial.
La carne se centra en el yo, la vida espiritual en cristo.
La carne empieza a luchar con la vida espiritual, la experiencia de esta confirma que estas personas han sido regeneradas
El propósito de Dios no es reformar la carne sino destruirla. Rom, 7:15-23-24.
¿Cuál es el resultado de esta confrontación?
EL CREYENTE CARNAL
Todos los creyentes pueden ser como Pablo Hech. 9:17-18, 1Co 3; 1-3.
Hay 2 clases de cristianos el espiritual y el carnal, los cristianos espirituales son los normales, los carnales son los anormales.
Un cristiano recién nacido no puede evitar ser carnal, es lamentable encontrarse con cristianos que no han tenido progreso en su vida espiritual.
¿Cuáles con las razones para no crecer?
De los discipuladores en no enseñarles la madurez espiritual
A los creyentes no les interesan los asuntos espirituales, basta con ser salvos, no tienen apetito espiritual o no quieren pagar el precio
¿Cuáles son las características de los carnales?
Siguen siendo niños mucho tiempo
Son incapaces de asimilar la enseñanza espiritual 1ª.Cor 1:12.
2.1 LOS PECADOS DE LA CARNE Rom 7:11,13,14,17,20.
Las necesidades del cuerpo humano: nutrición, reproducción y defensa.
Nutrición: el mundo utiliza comida para seducirnos 1Ti. 3: 3,8; 1Co 10:31.
Reproducción: 1Cor. 6:13,15
Defensa: cuando el pecado controla, el cuerpo manifiesta su fuerza en la defensa propia.
No podemos emprender una plena vida espiritual mientras esos pecados no sean eliminados.
LAS COSAS DE LA CARNE Efesios 2:3; Gal, 5:19-21
OBRAS DE LA CARNE EN 5 GRUPOS.

Pecados que mancha el cuerpo = inmoralidad, impureza
Comunicaciones sobrenaturales = idolatría, brujería
Temperamento pecaminoso = enemistades, contiendas celos, ira
Sectas y bandos religiosos = egoísmo, disensiones, el espíritu partidista
Lascivias= embriaguez, orgías.
Solo el Espíritu Santo nos puede librar de las Obras de la Carne.
2.3 LA NECESIDAD DE LA MUERTE
Cuando nos damos cuenta que por más que luchemos contra la carne, no podemos obtener la victoria plena Col. 2:21-23.
La carne debe morir, es el método de Dios Ro 6:7, 2 pedro 2:10-22.
La sangre de Jesús borra nuestros pecado, pero nunca borra nuestra carne. Gal 5:24, 5:17, Ex 30:32.
Solo enviando la carne a la cruz podemos librarnos de seguir esclavizados indefinidamente por ella

3. LA CRUZ Y EL ESPIRITU SANTO
LA LIBERACIÓN DE LA CRUZ, Gal.5:24, 5:19.
El creyente trabaja activamente haciendo planes para manejar los pecados que son los frutos, mientras se olvida de tratar la carne misma "que es la raíz",
*nos esforzamos por ser diferente pero no podemos.
El niño carnal en Cristo debe ser liberado del dominio de la carne, por la misma cruz, Cristo murió en la cruz por el pecado, el pecado murió en la cruz con Cristo, para no ser controlado por la carne.
Solo así el espíritu se cobra dominio, el cuerpo sea su servidor externo y el alma sea su intermediario
El espíritu, alma y cuerpo, son restaurados a su posición original
No hagamos caso de nuestros sentimientos y experiencia, nuestra carne fue crucificado con cristo.-*
Responded a la palabra de Dios y tendréis experiencia Gal. 2:20; Ro 6:6
3.2 EL ESPIRITU SANTO Y LA EXPERIENCIA Rom 7:5,6
La carne ha sido crucificada en la cruz
La obra de Dios y la experiencia de la obra acabada de Dios, son 2 cosas distinguidles, son inseparables.
¿Que actitud adoptamos hacia su obra terminada?
Se creemos y ejercemos nuestra voluntad para escoger lo que Dios ha hecho por nosotros, esto será nuestra experiencia para siempre, Col. 3:5 este es el camino para la experiencia el "hacer morir" depende del "haber muerto".
Lo que debe hacer un creyente ahora es sacar esta muerte de su espíritu y aplicarlo a sus miembros cada vez que sus pasiones se despierten. Rom 8:13, 6,6, Gal. 5:16.
LA EXISTENCIA DE LA CARNE
La carne sigue resistiendo a pesar de todo.
La vida regenerada modifica la carne, nuestro cuerpo aún no esta redimido. Rom. 8:23, 1Cor. 15:22-23,42-44,51-56, 1Ts 4: 14-18, Fil 3:20-21.
2co 10:3 andar en la carne no es igual andar por la carne Rom 8:4.
Físicamente vivir en la carne Ga 2:20, espiritualmente no.
La obra terminada de la cruz y su continua aplicación por parte del Espíritu Santo son, por consiguiente inseparables Ro. 8:12-13.
La culpa es nuestra si continuamos siguiendo la carne.
4. LA JACTANCIA DE LA CARNE
EL OTRO LADO DE LA CARNE

Hemos visto los pecados de la carne a través del cuerpo, en este capítulo veremos las obras del alma, las cuales son de 2 clases: los malos y los hipócritas
La carne puede producir conductas loables, nobles.
El alma esta entre el espíritu y el cuerpo, entre lo celestial y espiritual y lo que es terrenal o físico Ga. 5:17
La oposición de la carne contra el espíritu y el Espíritu Santo es doble.
pecando haciendo el bien en su naturaleza carnal, contristando al Espíritu Santo.
La carne por el "yo" en el centro y eleva la voluntad propia, por encima de la voluntad de Dios.
Puede servir a Dios, pero siempre según su idea Juan 3:6, Ga 3:3, Gal 2:16-18,21, Rom 8:8, Ga 5:17.
Lo bueno de la carne tiene que ser destruido también.
LA NATURALEZA DE LAS BUENAS OBRAS DE LA CARNE.
Lo bueno que realiza la carne se centra en el "yo", sin necesidad de confiar en el Espíritu Santo, sin ser humilde, de orar, etc. Fil. 3:3.
Como son capaces los carnales no necesitan confiar en el Espíritu Santo.
Puede leer y predicar Biblia, puede escuchar y creer la palabra, pero todo lo hace en el poder de la mente.
A la carne le resulta imposible descansar en Dios.
La carne jamás admite su debilidad, ni reconoce su inutilidad
4.3 LOS PECADOS RESULTANTES
Si un creyente se atreve a completar la tarea del Espíritu Santo con la energía de la carne, jamás alcanzará una madurez espiritual completa, en lugar de eso los pecados pueden llegar a aparecer si a la carne no le damos la oportunidad de pecar, esta dispuesta a hacer el bien aunque se le da ocasión de hacer el bien pronto volverá a pecar.
Si yo no me he negado por completo ante Dios, no puedo negarme ante los hombres y a causa de esto no puedo vencer mi odio, mal genio y egoísmo, estas dos cosas son inseparables.
5. LA ACTITUD DEFINITIVA DEL CREYENTE CON LA CARNE.
5.1 LA OPINIÓN DE DIOS SOBRE LA CARNE Jn. 6.63
poner el pensamiento en la carne es la muerte Ro. 8:6
Dios ha pronunciado contra la carne simplemente una sentencia: la muerte.
La muerte puesta en la carne es contraria a Dios Ro. 8:7
No se somete a la Ley de Dios, ya que ni siquiera puede Ro. 8:7
"cuanto mejor trabaja la carne más se aleja de Dios
Los que están en la carne no pueden agradar a Dios Ro.8:8
5.2 LA EXPERIENCIA DEL CREYENTE
Algunas veces el creyente se sirve de la carne a causa del autoengaño, el Espíritu de Dios lo lleva por la senda más vergonzosa.
Dios permite que la carne caiga, se debilita, e incluso peque, para que pueda comprender que la carne no es buena.
Dios le deja experimentar Romanos 7, hasta que esta dispuesta a reconocer con Pablo (v.18)
Los centenares y millones derrotan lo llevan a admitir que es imposible fiarse de la justicia propia y considerarse un mismo capaz.
Filipenses 3: 3-6, 9,11,12.
5.3 LA CRUZ Y LA OBRA MAS PROFUNDA DEL ESPIRITU SANTO.
Cuando discernimos lo que Dios piensa sobre la carne, debemos experimentar cada momento la obra más profunda de la cruz por medio del Espíritu Santo.
El andar en el Espíritu Santo, el cristiano no va a seguir la carne, hacia el pecado y a la justicia propia. Galatas 5:24.
La cruz es el lugar en que las pasiones y los deseos y el resorte que los activa son crucificados.
La cruz como un hecho realizado es completo en sí mismo, su realización en la vida de una persona es medida por el conocimiento y preparación y fé de la misma. Mat. 26:41, colosesenes 2:18, 2 Corintios 1:12.
Es realmente peligrosos aceptar las verdades de la Biblia con sabiduría humana, se atesora una verdad en la memoria, en la mente de la carne.
Dentro de la vida del hombre existen 2 principios de vida diferente y muchos viven una vida mixta 2 Co. 1:17.
La carne alterna entre el si y el no y viceversa para la voluntad de Dios es Ro 8:4, Col. 2:11, Gál. 3:13, He 12:2. Dt. 21:23.
Si morimos correctamente, viviremos correctamente Lucas 18: 11-12, Gál. 2:20; 5:25.
5.3 PALABRAS DE EXHORTACIÓN Fil. 3:3, Gál. 5:13
Estemos en guardia para que la carne no pueda revivir
Gál.5:26, Ro 13:14.
La justicia de la carne es tan aborrecible como el pecado 2Co 7:1; 1P 2:11.
III. EL ALMA.
La liberación del pecado y la vida del alma
El modo de la liberación.
Romanos 6 establece el fundamento de la liberación del pecado para el cristiano.
La liberación del pecado puede ser inmediata al recibir a cristo, como salvador y nace de nuevo Ro 6:6
Tres elementos
Pecado (singular en número)
Viejo hombre
Cuerpo ( el cuerpo del pecado)
El pecado era nuestro amo y posee poder para arrastrarnos a obedecer a ese viejo hombre, de modo que podamos pecar.
El viejo hombre representa la suma total de todo lo que heredamos de Adán.
Pecamos porque ese viejo hombre ama el pecado y está bajo su poder.
En cuanto al cuerpo del pecado, se refiere a este nuestro cuerpo, es llamado cuerpo del pecado porque esta sometido asimismo al poder del pecado, cargado con los deseos carnales y de pecado, expresando así el pecado.
El proceso del pecar sigue este orden:
Primero el pecado, luego el viejo hombre y finalmente el cuerpo.
¿Cómo el hombre puede ser librado del pecado? Tratando con el viejo hombre
1.2 EL HECHO DE DIOS
nuestro viejo hombre fue crucificado una vez y para siempre con Cristo.
Cuando Cristo fue crucificado también nosotros fuimos crucificados con él.
Solo la asimilación mental de este hecho no es suficiente, el Espíritu Santo debe revelar esta verdad, la fe viene por revelación.
El pecado ya no puede tentar al creyente porque es un nuevo hombre, el viejo hombre ha muerto
"ya no vivamos más al pecado".
1.3 LOS DOS PUNTOS ESENCIALES
Hay dos elementos indispensables
Ro.6:11
Ro. 6:13. Consagración "permaneced en mí"
"El pecado no se enseñoreará más de nosotros"
1.4 LA REVELACIÓN ENTRE EL PECADO Y EL CUERPO.
EL pecado se ha apoderado de nuestro cuerpo y lo ha forzado a la servitud.
En romanos 6 el apóstol hace estas afirmaciones 6,12,13.
En Romanos 7, Pablo habla del cuerpo en los siguientes términos 5,23,24.
En Romanos 8, las declaraciones de Dios, son claras 10,11,13.
El cuerpo es títere del pecado.
1.5 EL ALMA COMO VIDA
El alma es la vida natural del hombre, Gen. 1:21,24
Criatura viva es "alma"
El Espíritu Santo nos da la vida increada de Dios
El espíritu Santo da la "Zoe"; la otra es la "Psyche"
1.6 EL ALMA Y EL PECADO
la vida del alma proporciona la energía para ejecutar todo lo que se manda.
Si rige el espíritu, el alma realiza acciones correctas.
Si reina el pecado en el cuerpo, el alma seguirá arrastrada por el pecado.
El alma obra según su amo.
El pecado después de la caída del hombre, pasó a ser la naturaleza del hombre, en tanto que el alma pasa a ser la vida del hombre..
En el creyente existen 2 vidas y 2 naturalezas: la vida del alma y la vida del espíritu, la naturaleza del pecado la naturaleza de Dios.
Lo nuevo y lo viejo pugnan diariamente por la autoridad sobre el hombre.
1.7 UN CRISTIANO ANIMICO O CARNAL
el viejo hombre corrupto en el creyente ha muerto, pero su alma permanece con poder detras de su conducta externa.
El depender de la vida del alma para realizar el deseo del espíritu es usar fuerza natural (humana) para realizar bondad sobrenatural (divina), esta es cumplir las exigencias de Dios con las fuerzas propias
¿Quién va a confesar su inutilidad si no ha sido humillado por la gracia de Dios?
El cristiano anímico se apoya en su propio poder, la vida del espíritu y la vida del alma coexisten dentro de nosotros Ro: 6:2.
1.8 LA EXPERIENCIA DE UNA MEZCLA DEL ALMA Y EL ESPÍRITU.
El creyente puede ser espiritual en el conocimiento en cuanto a la realidad de los hechos son anímicos.
El cuerpo es la cáscara del alma, la cual a su vez forma la cobertura del espíritu con el lugar santo esta fuera del lugar santísimo, así también el alma esta fuera del espíritu ¡ qué fácil es que el espíritu sea influenciado por el alma!.
Antes de que un santo llegue al estudio de la espiritualidad es seguro que sea a vivir en una condición mixta, no contento con una quietud en el espíritu, va a buscar un sentimiento jubiloso.
Una mezcla así de espíritu y alma revela que hay 2 Fuentes apuestas en el creyente, la una pertenece a Dios, la otra al hombre, una es del Espíritu, la otra de él mismo, la una intuición la otra racional, la una es sobrenatural la otra natural, la una pertenece al espíritu, la otra al alma.
2. LA EXPERIENCIA DE LOS CREYENTES ANIMICOS
2.1 la vida de los creyentes anímicos cada una de nosotros somos diferentes , los cristianos carnales tienes tendencia a mostrar diferencias y superioridades a través de su forma de ser.
Adoptan una actitud de justicia propia, donde tragan el camello, pero cuelan el mosquito.
La mente del cristiano anímico es asaltada por el espíritu maligno, su mente se desboca Prov: 10:19
Los creyentes carnales son fácilmente cambiantes y tienes numerosas experiencias sentimentales que les inducen a considerarse más espirituales.
El que es espiritual no sirve por el sentimiento, sino por la fé.
El cristiano carnal es turbado por las codas de fuera, el mundo en donde su hombre interior y perturban la paz de su espíritu, carece de poder creador.
Tienen la capacidad del alma para recibir el conocimiento pero carecen de la capacidad espiritual para ser humildes.
LAS OBRAS DE LOS CREYENTES ANÍMICOS.
Son los más activos, almas dispuestas pero a su manera, nunca buscan sinceramente hacer la voluntad de Dios.
La labor de los creyentes anímicos depende de los sentimientos por lo que se desaniman fácilmente Lc. 10:40.
Las victorias momentáneas los inyecta a gozo, los derrotas temporales les entristecen.
Obran mas bien por impulso que por principios, la obra del Señor de la obra retrocede al fondo.
Sus mensajes transmiten la verdad, pero sin ser animados por el Espíritu Santo.
El tener experiencias espirituales no nos hace espirituales, solo después de haber sido librados del pecado y del yo podemos ser considerados espirituales.
3. LOS PELIGROS DE LA VIDA ANIMICA.
3.1 las manifestaciones de la vida del alma.
Estas se pueden separar en 4 dimensiones:
Fuerza natural
Engreimiento y Dureza e inflexibilidad hacia Dios
Sabiduría-estilo propio con muchas opiniones y planes
Buscar sensaciones emocionales en experiencias espirituales.
La experiencia de los anímicos se inclina a la mente, emociones o a la voluntad.
La tendencia del alma caída es a hacer andar a los creyentes según su poder natural.
LA LOCURA DE LOS CREYENTES.
Si no tenemos talentos no podemos hacer nada, si tenemos talentos no debemos emplearlos en cada oportunidad que tengamos para hacerlos, es el espíritu santo los capacita para que comprenda toda su obra y progreso están centrados en él yo y no en el Señor.
Admiran la palabra de Dios, pero busca conocimiento solamente para satisfacer las aspiraciones de su mente.
LOS PELIGRSO DE SER ANIMICO.
Sus peligros son por lo menos tres
1. peligro de que el espíritu queda suprimido.
El orden de Dios es: poner en movimiento el espíritu del hombre, luego iluminar la mente del alma y finalmente ejecutar por medio del cuerpo.
Habiendo nacido de nuevo el creyente debería vivir en el Espíritu, para discernir la voluntad de Dios.
Pero cuando sirven en el alma, su espíritu no menguando y nunca va a madurar, llegando a suprimir el sentido espiritual..
2. el peligro de retroceder al reino del cuerpo.
Muchas obras de la carne, tienen su origen de modo natural, en los deseos del cuerpo humano, y otros en los actividades del alma.
Si descuidamos la victoria sobre el pecado, podemos volver al pecado.
3. el peligro de que el poder de las tinieblas saque ventaja ST. 3:13-15.
El creyente debe ser liberado no sólo del pecado, sino también de su reino natural.
Los espíritus malignos pueden fácilmente utilizar la sabiduría natural del hombre con miras a la realización de sus planes, Apoc. 12:11.
4. LA CRUZ Y EL ALMA
4.1. la llamada de la cruz Jesús llama a sus discípulos a negar su vida del alma a entrarlos a la muerte y luego a seguirle.
LA CRUZ Y LOS EFECTOS ANÍMICOS MT. 10:38-39
vida= se entiende vida del alma, nos llama a renunciar a la vida del alma Lc. 14:26-27.
El perder su efecto natural en la cruz, el alma cede terreno al Espíritu Santo, para que pueda derramar en el corazón del creyente el amor de Dios y capacitarle para amar en Dios y con el amor de Dios.
Dios quiere que le amemos más que a nuestro Isaac.
Lo que era amado previamente debe ser ahora aborrecido, y aún el órgano que genera el amor, la vida del alma, debe ser aborrecido también. Este es el camino espiritual, si verdaderamente llevamos la cruz nos veremos controlados, ni influidos por los efectos anímicos, sino que seremos aptos para amar en el poder del espíritu santo.
LA CRUZ Y ELYO. Mt. 16: 24-25
Tomar su cruz presentando su vida del alma a la muerte.
Es él yo del alma el que es puerta a la vista.
Hay que pagar el precio para seguir la Voluntad de Dios.
La carne tiembla ante esa posición.
Cada cruz que se nos presenta delante de nosotros nos llama a que abandonemos nuestro yo.
El señor nos dice que esta cruz es nuestra porque cada uno recibe de Dios su cruz particular.
Cada vez que tomamos la cruz, sufre pérdida la vida del alma; y cada vez que evitamos la cruz, es alimentada y preservada la vida del alma.
El llevar la cruz es continua
La cruz que condena el pecado, es una hecho consumado, todo lo que nos resta es que lo reconozcamos y lo percibamos.
Para que la cruz que nos desprenda de la vida del alma, es un hecho continuo. Ro 6:6; He. 4-12
La cruz y el amor anímico del mundo LC. 17-32-33
la vida del alma es mundana, de ahí que esta apegada a las cosas del mundo.
El ganar la vida espiritual es condicional a sufrir pérdidas.
No podemos medir nuestras vidas en términos de "GANANCIAS" tienen que ser medidas en términos de "PERDIDA" he. 10:34.
La actitud de los santos hacia sus posesiones demuestra con todo claridad y certeza si siguen preservando su vida del yo o si la han consignado a la muerte Filipenses 3.
Las cosas terrenales representan verdaderamente una prueba decisiva para la vida del alma.
Todo el que suspira por las cosas del mundo todavía ha de aprender a perder su vida del alma por medio de una penetración más profunda de la cruz.
LA CRUZ Y EL PODER DEL ALMA JN. 12: 24-25,32
Juan 12, representa una vida triunfante de Cristo, por los relatos que ahí se encuentran.
No hay otro camino para llevar fruto, sino es a través de la muerte.
Si el Señor Jesús ha de morir para dar fruto, también hemos de morir nosotros sus discípulos para poder producirlos
El Señor considera el poder anímico como inútil para Dios en su obra de dar fruto..
El mayor peligro para nosotros en el servicio cristiano es apoyarnos en nosotros mismos y sacar los recursos de nuestro poder del alma.
Todo lo que pertenece a nuestra vida natural debe ser entregado a la muerte.
El no perder la vida del alma es la muerte significa una gran pérdida para el creyente, pero el perderla significa guardarle para la eternidad Ro. 6:13.
El alma como un compuesto de órganos continúa, pero el alma como un principio de vida es negada.
Jesús derrama su alma hasta la muerte y entregó su espíritu de nuevo a las manos de Dios.
Su muerte le dejó libre de la vida del alma y dejó libre la vida espiritual de Dios para un mayor esplendor.
Sólo cuando nuestra vida, acompañada por la vida de Dios que nos reviste, pero por la muerte y la resurrección podemos llevar fruto espiritual y guardarlo para la vida eterna.
5. LOS CREYENTES ESPIRITUALES Y EL ALMA.
5.1. LA DIVISIÓN DEL ESPÍRITU Y ALMA.
La guerra entre el alma y espíritu se hace de modo secreto, pero interminable, en el interior de los hijos de Dios.
El alma procura retener su autoridad y obrar independientemente.
El espíritu se esfuerza para dominarlo todo para el mantenimiento de la voluntad de Dios.
Si el alma se mezcla con el espíritu, el creyente siempre va estar en derrota.
Si nuestro andar no expresa de modo exclusivo el poder de Dios, pronto será vencido por la sabiduría y opinión del hombre, Hebreos 4:12.
Sólo el Espíritu Santo puede enseñarnos lo que es la vida del alma y lo que es la vida del espíritu.
El dividir el espíritu y el alma depende de dos factores: la Cruz y la palabra de Dios.
Jesús derramó su alma hasta la muerte Isaías 53:12, pero entregó su espíritu a Dios Lucas 23:46.
5.2 LA PRACTICA
como el señor Jesús divide nuestra alma y espíritu
conocer la necesidad de que se nos divide el alma y el espíritu (debe entenderse que una vida mixta es una vida de frustración)
Pedir la separación del alma y el espíritu depende de la voluntad humana, para que esta pueda realizarse.
Ceder de modo específico, los creyentes tienen que aceptar las consecuencias de la operación de la cruz.
Permanecer en Romanos 6:11, unido a Romanos 6:12.
Orar y estudiar la Biblia 1pedro 1:22
Llevar diariamente la cruz
Vivir en conformidad con el espíritu
5.3 EL ALMA BAJO CONTROL DEL ESPÍRITU
Heb. 10:20 Dios quiere que el cristiano goce de una experiencia como la del templo en su espíritu y alma.
Cuando los creyentes obedecen de buena gana al Espíritu Santo, la comunión entre lo santo y lo santísimo se va profundizando día tras día.
En la cruz lo que efectúa el desgarro del velo, su vida natural renuncia a su independencia y espera la vida del espíritu para recibir dirección y aprovisionamiento Mr. 15:38
Esto ha de ser obra de Dios, no del hombre
Cuando la obra de la cruz ha terminado, Dios rasga el velo.
Por lo tanto renovemos nuestra consagración y ofrezcámonos nosotros mismos a Dios Sin reserva.
Si la cruz ha hecho su obra perfecta en nosotros Dios integra lo santísimo y lo santo dentro de nosotros 2 Cr. 7:12, He 10:39, Stgo 1:21; 1P ¡:9; Mt 11:29.
El alma que se pone bajo la autoridad del Espíritu Santo es un alma en reposo Ef. 6:6.
No confiamos en al alma para que ejecute la voluntad de Dios, sino que ejecutamos su voluntad desde el alma, esto es, con todo nuestro corazón.
Un alma bajo el gobierno del Espíritu Santo nunca se preocupa de sí mismo Mt 6:25
1P 4:19, Salmo 63:8. Lc 1:46, Hch 20:24, 1Jn 3:16; Gál,2:20, 3Jn 2.
Esta prosperidad no se origina con que el yo ha ganado, sino con lo que el yo se ha negado.
Cuanto más perdemos mas ganamos
Nuestras posesiones no se miden por cuanto recibimos sino por cuanto damos ¡Qué fructífera en esta vida! He 12: 2-3, Salmo 103:1